Proceso de adaptación desde Montessori

No puedes ver esta unidad porque aún no has iniciado sesión

Esta entrada tiene 40 comentarios

  1. Diana Ballester Fernández

    Buenos días,

    en el vídeo hablas de unos 3 meses para el proceso de adaptación en residencia. ¿sabría decirme cuanto tiempo para centro de día?

    Muchas gracias Alicia

    1. alichg75

      Hola Diana! En todo lo que he encontrado acerca de este tema siempre se habla de un periodo de 1 a 3 meses. Evidentemente, la adaptación en centros de día no es tan dura, ya que su rutina no se ve tan alterada como en un cambio a residencia, pero también requiere su adaptación a la nueva rutina.
      Un abrazo Diana!

  2. barbgonz

    Muy buena información, importantísima.

    1. alichg75

      Fundamental Bárbara, el atender desde antes del ingreso, prestando atención a lo que ocurre en todo el proceso. El que los protocolos de ingreso fueran más respetuosos sería una labor a considerar muy importante. Gracias!

  3. SILVIA SANTOLAYA PADILLA

    Información muy valiosa para éste proceso . Me ha hecho reflexionar, sobre todo en el periodo de adaptación, ya que creo que en la mayoría de las ocasiones el periodo de seguimiento no llega a esos tres meses y no es el apropiado. Gracias!

    1. alichg75

      Para eso estamos, para reflexionar. Es lo el primer paso para dar lugar a un cambio, aunque sea en nuestra cabeza!

  4. Olga Arguedas González

    Existen centros donde hayan dos modalidades de usuarios, los que se queden a dormir y los que asistan por horas?

    1. alichg75

      Hola Olga! Sí claro, de hecho donde yo trabajaba era residencia, y también había plazas que funcionaban como estancia diurna, aunque estaban integradas en el centro como los demás, solo que no se quedaban a dormir.

  5. Mónica López Rodríguez

    Hola, qué información más completa, además con tu experiencia personal ha quedado más claro todavía. Muchas gracias por contarlo. Me ha llamado mucho la atención la visita del equipo a la casa del mayor antes del ingreso, no tenía conocimiento de que eso se hacía. En mi centro sí permitimos que la persona mayor venga un día de visita con un familiar, para que vea las instalaciones antes de decidir si quiere ingresar o no. Y también el primer día, una persona usuaria lo recibe con una tarjeta de bienvenida que previamente ha elaborado ella misma, esa persona es la que la presenta al resto del grupo y le explica la dinámica del centro. Pero he comprobado después de ver el vídeo, que todavía podemos mejorar muchas cosas.

    1. alichg75

      Hola Mónica! No es que se haga de forma generalizada, pero sí hay centros que lo hacen. Nosotros, como familia, fue un punto importante, ya que reduce resistencias. Para nosotros fue algo de verdad, de agradecer.
      Qué bonito lo del usuario con la tarjeta de bienvenida! Es muy buena idea, y va en la línea del comité de bienvenida.

  6. Belén H.

    Muchísimas gracias Alicia por tu generosidad e implicación desde el sentimiento y desde la perspectiva que muestras como familiar en este tema tan importante como es la adaptación al centro.

    Hay personas dentro de la propia residencia que tienen la necesidad de participar con roles valiosos, como de anfitrión. Los comités de bienvenida dan perspectiva que a la persona que ingresa de su nuevo grupo de iguales, lo que se traduce en una tranquilidad y confianza que es importante implementar en los protocolos de ingreso.

    El papel del profesional de referencia toma aquí un papel fundamental de observar e informar como se está produciendo la adaptación, además de la tranquilidad que esto reporta a las familias.

    1. alichg75

      Gracias Belén, me parecía importante esa aportación como familiar, ya que vivirlo desde el otro lado es muy diferente.

  7. Helena Sierra Jurado

    Gracias, Alicia por compartir este video y tu experiencia personal. Yo trabajo en un centro de día y como dices es un proceso de adaptación más llevadero, ya que la persona sigue en contacto con su entorno habitual y familiar. Me ha parecido muy interesante y a tener en cuenta un comité de acogida como figuras que facilitan la adaptación a la persona usuaria o residente. Tener comunicación habitual con los familiares dándoles información como puede ser la buena adaptación del residente favorece a su vez el proceso de adaptación para el familiar, sobre todo.

  8. Tamara Pellón Mateos

    Muchas gracias Alicia por tu generosidad, tanto por desgranar aún más el tema, y darnos unos puntos tan importantes, como el contarnos tu experiencia desde el otro lado. Muchas veces es el punto que nos falta, el cómo podemos ayudar desde el perfil profesional a las familias en esos momentos tan complejos.

  9. Luna

    mil gracias!!!!!!!

  10. ANA ISABEL ABAD SAMPEDRO

    creo que en pocos centros se le da la importancia que merece a la acogida y adaptación de los residentes, y que lo que mas prima es la resignación,
    esperemos que esto cambie y se tengan mas en cuenta la integración y adaptación a su nueva vida

    1. alichg75

      Es cierto Ana. Como te cuento en el vídeo, para mí, que lo viví desde el otro lado, fue fundamental cómo manejaron este proceso no sólo con mi padre, sino también con nosotros, sus hijos. Ojalá se tome más conciencia de esto y se humanicen los ingresos mucho más.

      1. Carolina

        Me ha encantado este vídeo, en el caso del centro donde trabajo cojeamos muy mucho en el preingreso el cual es básico

  11. MANUELA MARTÍNEZ GARRIDO

    Buenas Noches a todos

    En primer lugar quería darte las gracias Alicia, por tu generosidad y trasmitirnos este tema desde tu experiencia, me ha parecido de lo más emotivo y totalmente útil,¡ qué importante es este proceso! y que poco se trabaja a pesar de su trascendencia. Mucha humanidad y amor en este proceso

    1. alichg75

      Gracias Manuela. A mi me parece un momento crucial en la vida en un centro de mayores. Por eso he querido darle relevancia y ponerle palabras. Gracias por tu valoración. Es un regalo…

  12. Luis Armando López de Priego Rivera

    Me ha parecido muy interesante tu aportación y experiencias. Me ha sorprendido especialmente el tema de las residencias en las que la adaptación suponía no recibir llamadas de los familiares a los residentes y las visitas a partir de los 15 días si estaba adaptado. Sinceramente quizás sea por mi corta experiencia laboral, nunca había escuchado a cerca de este tipo de procesos de adaptación.
    En mi residencia es completamente al contrario, las familias se encuentran al principio casi todo el día alli, pueden comer con ellos etc…..( Cuando no habia pandemia).

    1. alichg75

      Gracias Luis. Te sorprendería la cantidad de centros que han trabajado y aún lo hacen así… Genial que vosotros lo hagáis bien.

  13. Ana María Pérez Arbelo

    En mi ex residencia, antes del COVID, las familias tenían horario preferente de tarde para ir a visitar a sus familiares, pero podían entran cuando quisieran, el centro de día, si que tiene un horario más cerrado, porque no residen ahí, creo que hay personas que nunca se llegan a adaptar, pero básicamente porque en mi centro cambian mucho de personal y eso evidentemente, les desubica y con el tiempo les va costando cada día más hacer vínculos con personas que no saben a ciencia cierta durante cuánto tiempo van a poder tenerlas de referente/apoyo.

    1. alichg75

      Hola Ana! Es normal, lo que comentas del centro de día. La mayoría de las familias lo sienten como un recurso de respiro para los cuidadores principales, con lo cual, es comprensible que no estén tanto.
      Lo que comentas de la rotación de personal, es un problema que se tiene en general en este sector. Pocos contratos indefinidos, personal que aspira a tener mejores condiciones (seamos realistas, el convenio colectivo es una m…) y ambientes que se cuidan poco, poco cuidado de las plantillas, con lo que también hay mucho personal quemado… Todo esto junto, hace que haya muchos cambios en la plantilla, que no benefician a nadie, ni a los residentes, ni al propio centro.

  14. Patricia Zarco fernandez

    Gracias Alicia por contarnos tu propia experiencia, la cual con lo que hemos visto en esta lección y tu experiencia nos servirá para actuar y afrontar esas situaciones, cómo bien dices como personal estamos acostumbrados a la teoría y como decir que debemos actuar siguiendo unas pautas, pero cuando nos toca en primera línea vivir esa situación con un familiar nos vienen muchas dudas y sentimientos encontrados y en ese momento nos ponemos en el lugar de los familiares con los que hemos trabajado y los entendemos.
    Por otra parte lo de formar el comité de acogida lo plantearé por que es una muy buena idea para que el usuario y la familia tengan también el punto de perspectiva de otros usuarios y vean que es un buen entorno donde se sentirán casi como en casa.

    1. alichg75

      Gracias Patricia. Me parecía importante compartir mi experiencia porque no solemos tener esa perspectiva, de profesional/familiar.
      Tanto el comité de acogida como la persona de referencia son personas «facilitadoras» de la adaptación, así que son un gran apoyo.

  15. Diana Estela Ochoa Molina

    También me ha sido fuerte saber que unos no permiten el contacto con los familiares sino hasta los 15 días, qué fuerte a de ser eso. Yo creo que siempre ha sido un tema fuerte el dejar a nuestros seres queridos en un asilo porque antes la familia tenía más tiempo para ellos y el ritmo y actividades eran otros, no se veía como una carga el proceso de estar al cuidado del mayor en casa sino como algo que se vivía como cualquier otra etapa del desarrollo donde se acompaña. Padrísimo saber que hay residencia que se preocupan por un ingreso sensibilizado. Recuerdo que en la primaria que estaba me encantaba porque era Montessori y era mixto, para secundaria mi papá decidió sin hablar conmigo sino ordenando que presentara examen para una escuela tradicional de monjas con uniforme, yo estaba con toda la negación del mundo, perdería a mis amigos, la escuela que quedaba a una cuadra de casa, mi libertad de ser, y el hecho de ser de monjas y todos uniformados me espantaba, el cambio fue cuando el primer día que voy la Directora (monja) me recibe de lo más cordial, me enseña todo el lugar y me dice las áreas y quiénes están para atender cualquier cosa, nunca voy a olvidar ese día de acogida que hizo la diferencia ante mi miedo al cambio.

    1. alichg75

      Muchísimas gracias por compartir este recuerdo Diana, me ha emocionado. Qué gran diferencia puede suponer esa acogida, verdad? Es un gran momento, digno de cuidar, maxime en esta etapa tan delicada como es la infancia o la vejez, donde nos sentimos más vulnerables. Gracias de nuevo!!!

  16. Luis Fernández Martínez

    Muchas gracias por este Bonus, sin duda de nuevo un gran aporte en los contenidos de este curso, máxime por la presentación tan detallada junto a tu propia narrativa personal y experiencia de trabajo en este aspecto relacionado con el Proceso de Adaptación. ¡¡Gracias nuevamente!!

    1. alichg75

      Muchas gracias Luis. Me pareció importante incluir esta lección, ya que a menudo se descuida este proceso y es fundamental para que la persona mayor se sienta a gusto en su nuevo hogar. Un saludo!

  17. María Encarnación Sánchez Herrero

    Muchas gracias por compartir tu valiosa experiencia profesional y personal.

  18. María L.

    Ójala este proceso de adaptación se cumpliera de arriba a abajo, lo he vivido también como familiar y ¡lo facilitaría mucho!, está bastante alejado de la realidad y la práctica habitual y es una lástima. Seguramente ese sentimiento de rechazo a instituciones residenciales disminuirían.
    Es muy importante tenerlo en cuenta, todos cuando vamos a un sitio nuevo (trabajo, actividad…) podemos pasar por este proceso. ¡Gracias por el bonus extra!

  19. Verónica Jiménez Sarachaga

    Viendo este vídeo me ha venido a la cabeza un tema que me inquieta, que es la poca implicación familiar que suele haber, por la propia experiencia de trabajo en un centro de día, de la familia en la rehabilitación de los usuarios o en conocer más que hace a lo largo del día o como interactúa con los compañeros, que nos cuenten cómo vive su familiar la estancia en el centro, que nos hablen más de sus gustos, aficiones, de lo que no le gusta, etc. Me da que pensar que básicamente la culpa parte de los profesionales que no sacamos el tiempo necesario para mantener mucho más contacto con las familias, siempre las prisas y la falta de tiempo… Deberíamos educarnos y con eso educar a las familias para ese trabajo compartido. Bien es cierto que hay familias que no quieren colaborar y hay que respetarlo y no se puede hace más, pero creo firmemente que debemos intentarlo hasta instaurarlo como rutina.

    1. alichg75

      Hola Verónica! Sí, merece la pena implicarlos más. Es verdad que hay de todo, pero si el centro hace hincapié en «estimular» esa relación, al final, se implican muchísimo más. Muchas veces las familias no saben hasta dónde pueden llegar, no quieren molestar, no saben si pueden hacerlo… Entonces, tener contacto frecuente, invitarlas, preguntarles, informarles,… les ayuda a abrir esa brecha.

  20. ELIZABETH LEÓN GARCÍA

    Muchas gracias por este tema extra, me ha parecido muy interesante y enriquecedor.

    1. alichg75

      No hay de qué Eli! Me parecía importante hablar de ello…

  21. LUCÍA FERNÁNDEZ PRIETO

    Genial!! Es muy muy importante este tema, ya que es el comienzo de todo. Gracias.

  22. Vanesa López Pozuelo

    Me llama mucho la atención las figuras del trabajador como persona de referencia y el comité de acogida elaborado por otros residentes. Lo veo muy bien, a los otros residentes les daría un aliciente nuevo, un salir de la rutina y les sería un gran impulso para su autoestima, sentirse los anfitriones y poder enseñar «al nuevo». La figura del trabajador como persona de referencia creo que va más allá de los cuidados entendiendo como auxiliar de referencia al a que se encarga de su aseo, ropa, etc….la implicación entiendo que es mayor y abarca otros aspectos de la vida del residente.
    Veo muy importante la visita al domicilio, a mi por ejemplo me ha servido de mucho conocer al residente y a la familia previamente y en numerosas ocasiones poder valorar el simple hecho de porque lado de la cama se acuesta y se levanta.
    El momento del ingreso ingreso también los veo con mucha importancia y es cierto que no siempre vamos con la tranquilidad necesaria y nos pueden las prisas.

    1. alichg75

      Hola Vanessa!
      Es fundamental todo lo que comentas. Efectivamente una cosa es el profesional de referencia y otra, un auxiliar de referencia. El profesional de referencia puede ser cualquier trabajador del centro y su labor es más «personal» que de cuidados. Aunque una de sus funciones es velar porque esté bien cuidado, como os dije «que no le falte ni leche de hormiga». Saludos!

Deja una respuesta