#10090
Carmen
Participante

Hola a todas y todos,

mi opinión es que todos los principios son aplicables al trabajo con mayores porque todos los principios están interrelacionados. De esta manera para aplicar unos principios de manera eficaz tienen que darse igualmente otros. En el caso de los mayores, pueden requerir una adaptación pero en esencia se basarían en cada uno de los principios Montessori para niños.

Por ejemplo, el primer principio de mente absorbente se aplicaría en mayores teniendo en cuenta la plasticidad cerebral, el de los periodos sensibles se podría traducir por periodos de deterioro cognitivo y por los intereses propios de cada persona (aprovechando ese momento de interés por un tema en concreto para fortalecer el aprendizaje). Estos dos principios se podrán aplicar correctamente con la presencia de un adulto preparado (formado en el trabajo con mayores, formado en Montessori, con un desarrollo personal adecuado, etc) con un ambiente preparado. Estos dos principios, a su vez deberán estar bien aplicados si se quiere trabajar adecuadamente hacia la individualidad y la autoeducación.

En definitiva, todos los principios Montessori son aplicables a mayores haciendo una adaptación a sus necesidades y especificidades.