Inicio Foros Curso Terapia de Aceptación y Compromiso Las metáforas en la ACT

Viendo 5 entradas - de la 1 a la 5 (de un total de 5)
  • Autor
    Entradas
  • #4352
    Alicia Chica
    Superadministrador

    Las metáforas son una técnica muy utilizada en la ACT. Con respecto a la población mayor resulta ser un recurso muy potente.  Una de las habilidades del terapeuta que realice intervenciones en ACT es desarrollar la facilidad en formular metáforas que permitan trabajar los diferentes procesos implicados en la flexibilidad psicológica.

    ¿Se te ocurre alguna metáfora creada por ti para trabajar la aceptación, la defusión cognitiva o el Yo Contexto para compartir con tus compañeros?

    #4776
    SANDRA RICO VIVAS
    Participante

    Buenas tardes a tod@s,

    A propósito de los ejercicios planteados en los módulos sobre los procesos de inflexibilidad y flexibilidad psicológica, quería compartiros un recurso que he utilizado en alguna ocasión, especialmente como modo de trabajar el Yo-Contexto en contraposición al Yo-Concepto. Me ayudé, no solo de la conversación y la presentación, sino que, a mismo tiempo, utilicé el dibujo de un árbol. En este árbol, el planteamiento implica que, cada parte del mismo (raíces, tronco, hojas, frutos) representa los pensamientos, las sensaciones corporales, las emociones y los comportamientos visibles, y planteo cómo vamos sembrando todo esto a modo de secuencia lineal. De esta manera también se le ayuda al paciente a entender las relaciones entre pensamientos y conductas, por ejemplo. De este modo, trato de hacer entender que uno «no es únicamente» cada parte del árbol, ni tampoco es solo y exclusivamente ese árbol. Él/ella es algo más, alguien que observa todos los árboles en campo abierto que ha ido sembrando a lo largo de la vida, es realmente la tierra en toda su expansión. También utilicé este recurso posteriormente unido a recursos como el «Ejercicio del observador» y «el tablero de ajedrez», utilizados para el mismo fin. Además, en línea a lo que se plantea con la metáfora de los dos escaladores, se le podría exponer al paciente que, como acompañante de su proceso activo, no vamos a plantarle el árbol que solo le de frutos agradables y que ni siquiera tenemos un poder absoluto en sus vegetaciones, sino que el trabajo conjunto nos permitirá ver ese huerto con mayor perspectiva e incluso plantar nuevos árboles al descubrir sus valores.

    #5401
    Patricia
    Participante

    Metáfora de la mosca (trabajar la aceptación)
    Ana y su familia se van juntos de excursión al campo. Hace 1 año que no se ven por la pandemia, Allí montan un picnic y empiezan a servirse bebidas y repartir bocadillos. En ese momento aparece una mosca y no para de revolotear cerca de Ana. Ésta empieza a ponerse nerviosa, odia los insectos y corre detrás de ella para matarla. Hace varios intentos, parece que sale volando. De mientras la familia disfruta del día, explican las novedades, anécdotas, etc. Ana, no deja de pensar en la dichosa mosca. De repente aparece otra, se desespera, no sabe qué hacer. Coge un abanico y empieza a agitarlo para intentar ahuyentar o mejor matarla y poder al fin comer y disfrutar de sus parientes. De repente se da cuenta que están comiéndose los postres y no ha podido hablar casi nada con su familia. Al relajarse deja de prestar atención a la mosca, ésta incluso se para y deja de molestarla. Ana empieza a disfrutar con los suyos.

    #6406

    Le mando para que lean o escuchen esta metafora y luego le hago algunas preguntas y le doy psicoeducacion.

    Metáfora de las Arenas Movedizas
    ¿Recuerdas esas películas donde el personaje se hundía en arenas movedizas? Mientras el personaje más luchaba y se agitaba por escapar de las arenas, más terminaba hundiéndose en ellas. Ocurre que al caer en arenas movedizas, los intentos de lucha son lo peor que podemos hacer. Lo único que se puede hacer con las arenas movedizas, es extender el cuerpo y tratar de entrar en contacto, lo más posible con ellas. Este es el truco. Los instintos te ordenan luchar, pero actuando de ese modo, terminarás ahogándote. Este mismo principio es aplicable a los sentimientos que no deseamos tener: mientras más luchemos por liberarnos de ellos, más desbordados por ellos estaremos. Aparentemente no suena lógico al principio, pero puede ser que lo que tengas que hacer, es parar de batallar y en lugar de ello, entrar en contacto total con lo que has estado tratando de evitar.
    Se puede aprender a dejar de luchar contra tus experiencias internas y abrirte a ellas, hacerles espacio y permitirles ir y venir sin resistencias. Por un momento toma conciencia de toda la energía y tiempo que gastas en tratar de controlar lo que sientes. Ahora imagínate que puedes utilizar ese esfuerzo en realizar acciones efectivas (guiadas hacia las cosas importantes de tu vida a través de tus valores) para cambiar tu vida a mejor.
    Piensa en las oportunidades que se abren cuando no luchamos ni nos enredamos con nuestras emociones y pensamientos. ¿Qué pasaría si pudiéramos dar un espacio a esas experiencias y pusiéramos nuestras energías en lo que realmente consideramos importante y valioso en nuestra vida?

    #6584

    Gracias Ana por tu comentario, como tu dices, es una metáfora muy útil para reconocer la inutilidad de la evitación y para promover las conductas de aproximación a valores.
    Un abrazo

Viendo 5 entradas - de la 1 a la 5 (de un total de 5)
  • Debes estar registrado para responder a este debate.